Director del Centro del Patrimonio y Doctor en Arquitectura y Estudios Urbanos por la Pontificia Universidad Católica de Chile Profesor Umberto Bonomo respondió las preguntas de EKOIQ sobre los asuntos desde la construcción post pandemia al patrimonio cultural y urbanismo.

Entrevista: Burcu Genç 

¿Cree que la construcción puede ser sostenible en el mundo de post pandemia? ¿Cual es la situación en Ámerica Latina, especialmente en Chile?

Personalmente creo que la construcción puede ser sostenible en el mundo post pandemia, de hecho creo que cuando termine este momento de complejidad política económica y social el tema de la sostenibilidad se transformará como un gran tema prioritario para la sociedad de todo el mundo.

En América Latina los temas de la agenda propia de ONU hábitat y los objetivos de desarrollo sostenible se han posicionado como ejes fundamentales para definir las políticas urbanas de gran parte de la ciudades del continente. Sin embargo todavía la transposición de esas políticas al contexto real de desarrollo urbano de las principales ciudades de América Latina no ha generado grandes cambios. Esto también por la gran crisis económica y el congelamiento de los grandes inversionistas en todo el mundo por la Pandemia.

En Turquía tenemos sitios del Patrimonio Mundial como la ciudad vieja de Estambul, Bursa Cumalikizik y la ciudad de Safranbolu. ¿Para que las ciudades del Patrimonio sean mas resistentes y sostenibles, que se puede hacer?  

Para que las ciudades sean sostenibles y resilientes se debe tratar de entender el patrimonio como un activo. El patrimonio es un eje fundamental para el desarrollo social económico urbano de la ciudades de América Latina. Hay que tratar de articular las dinámicas propias del desarrollo como el desarrollo inmobiliario, el desarrollo de nuevas infraestructuras, los espacios de innovación y de industrias creativas con los ámbitos propios del mundo patrimonial. Nuevas tecnologías aplicadas a los entornos patrimoniales, nuevos usos para el patrimonio, nuevos materiales para los proyectos de recuperación patrimonial, junto con la articulación importante con la comunidad pueden revivir el patrimonio generando nuevas oportunidades de trabajo, nuevos ámbitos de desarrollo económico en el respeto de la historia, la identidad y la cultura presente.

En Chile, el año pasado había protestas como otras ciudades mundiales y las protestas ocurren en las mega-ciudades. Si hablamos del entorno espacial y entorno social desde del concepto del patrimonio, qué se puede decir? 

Las protestas que se presenciaron en todo el mundo en relación con los monumentos públicos y los sitios patrimoniales dan cuenta de los cambios profundos de la sociedad con su patrimonio. Es necesario por lo tanto iniciar un proceso de re-significación, valor simbólico cultural y real del patrimonio. El entorno social y político afecta positivamente o negativamente la relación que la comunidad tiene con el patrimonio porque el patrimonio es un vehículo de reconocimiento de la sociedad con las instituciones que conforman el Estado y que cuidan y protegen el patrimonio mismo. Hubo muchos puntos de vistas contrastantes en relación a la intervención con el patrimonio monumental de Chile, algunos hablaron de destrucción del patrimonio, otros hablaron de intervención en el patrimonio. Lo cierto es que, lo que ha sucedido demuestra lo importante que es el patrimonio para una sociedad y una cultura. De esta constatación cabe destacar la necesidad de tener medidas apropiadas para el resguardo y la protección del patrimonio cultural. En este caso en Chile hay un proceso de maduración institucional y una propuesta de una nueva ley del patrimonio que se está discutiendo en parlamento. Esperamos que la nueva constitución que se empezará a constituir en Chile tenga explícito un rol para el patrimonio cultural y natural de la nación.

¿Desde la punta de vista experta, es posible darnos algunos ejemplos de buenas prácticas con respecto al tema?

Una muy buena práctica presente en Chile en relación al patrimonio cultural representa la UPA de Chillán. La Upa es la Unidad de Patrimonio de la municipalidad de Chillán que desde hace más de una década se ha dedicado a construir conciencia patrimonial entre los habitantes de la ciudad. Ha logrado fomentar el respeto para el patrimonio cultural material constituido por la arquitectura moderna de la ciudad; celebrando todos los años – en ocasión de la fecha del terremoto de 1939 que destruyó casi completamente la ciudad- con una serie de iniciativas destinadas a levantar la memoria histórica dolorosa de este momento y transformarla en un acto de conciencia pública y colectiva sobre el cual se construye la ciudad y la comunidad del futuro.

Otro importante ejemplo virtuoso de articulación entre el patrimonio y el desarrollo en Chile lo recubre la comuna de Providencia en Santiago de Chile que ha sabido promover el desarrollo inmobiliario y la renovación urbana de la comuna con una serie de medidas muy sostenibles en el tiempo y atentas a la cultura patrimonial urbana presente. Una altura controlada de entre 4 y 6 pisos junto con la presencia de vegetación, ante jardines y verde ha sabido mantener la apariencia de ciudad jardín que caracteriza esta comuna de la capital santiaguina. En contraposición otras comunas de la de Santiago no han sabido proponer un desarrollo respetuoso del patrimonio liberando las alturas y generando grandes conflictos sociales que han paralizado cualquier tipo de desarrollo perdiendo con eso una importante oportunidad de renovación urbana sostenible y sostenida en el tiempo.

Latin Amerika’dan: Kültürel Miras ve İnşaat

Previous article

Sürdürülebilirliğe Eczacıbaşı Katkısı

Next article

You may also like